Yerma

Yerma

Yerma hace parte de una trilogía que se inicia con Bodas de Sangre y finaliza con La Casa de Bernarda Alba. Es un drama en tres actos y seis cuadros. Se estrena con gran éxito en el Teatro Español el 29 de diciembre de 1934. Se propone como la tragedia de la esterilidad. Yerma, que significa tierra infecunda, es una mujer campesina cuyo fin primordial en la vida es procrear; no hay cabida para ninguna otra cosa incluyendo el amor, y es aquí, en esta insensibilidad amorosa, donde está la clave de su esterilidad. Juan, su marido, trabajador incansable, no desea tener hijos. Al enterarse de esto, la protagonista llega a un desenlace fatal. Tal vez como única manera para salvar su honor.