Y Llegó Aquél…

Y Llegó Aquél…

Así narra su tragedia el protagonista de esta historia: Hasta ese 13 de septiembre éramos tres: Adela, Lucas y yo. Todos felices. Casa en orden… horarios normales… comida abundante. Llegó Aquél y todo cambió, para mal, naturalmente. Todo gira a su alrededor. Le dicen cosas bonitas pero con una vocecita estúpida. ¿Y a mí?… A mí nadie me mima. Se olvidaron de mí. Algo peor, soy un peligro para él. No sé si irme de casa. Espero que la decisión que tome sea la más adecuada.