Se Burlan De Mí

Se Burlan De Mí

Una historia divertida con personajes sencillos, seguida de astutos consejos para vivir mejor con las preocupaciones de la vida.

Tenemos la tendencia a querer que todo el mundo se parezca. Por eso, todo lo que se sale un poco de lo común es señalado con el dedo. Suele tratarse de un rasgo físico, un detalle en la cara o el cuerpo, el color de la piel; pero también puede tratarse de un nombre poco corriente, una prenda de vestir que no está a la moda… Las diferencias nos dan miedo. Nos sentimos seguros cuando creemos que todos somos iguales. Como si, para ser aceptado dentro de un grupo, fuera necesario cumplir con ciertas características: una cara sin defectos, una talla y un peso medios…

Por culpa de este miedo, ciertas personas se burlan y rechazan a todos los que no son como ellas. ¡Y hacen mucho daño! Las personas rechazadas son infelices, se sienten poco queridas y terminan creyendo que los que se burlan tienen razón. Se sienten feos, inútiles y no están a gusto con los demás.

A Lulú le pusieron ortodoncia porque los dientes no le están saliendo derechos. Convencida de que se burlarán de ella, Lulú vuelve al colegio toda cohibida, sin atreverse apenas a hablar. Pero eso no sirve de mucho: durante el receso, Félix y Matías la llaman «dientes de acero». Lulú, que no quería llamar la atención, ¡se convierte en una auténtica atracción!

Una historia que incluye astutos consejos para vivir mejor con las preocupaciones de la vida cotidiana.