Paraíso de la obediencia

Paraíso de la obediencia

Dos personajes se atraen desde el primer momento en que cruzan miradas. Las circunstancias que los rodean obligan a que permanezcan prudentemente distanciados. Sin embargo, el estar encerrados en un lugar donde deben someterse a nuevas experiencias para explorar los límites de su sexualidad, conducirá a un amor apasionado.

Desde las primeras páginas el lector siente curiosidad por saber qué será lo que ocurre en ese misterioso lugar, donde la tensión está a flor de piel, invitándolo a sentir todo lo que los personajes están viviendo.

Combinando erotismo y romanticismo, esta historia busca provocar sensaciones, alimentar fantasías y, sobre todo, entretener. Por medio de capítulos cortos, las vivencias sexuales de Natalie invitarán al lector a indagarse sobre qué lleva a esta mujer a encerrarse durante dos fines de semana para hacer de su cuerpo un instrumento del placer.

La narración es ágil pues en lugar de centrarse obsesivamente en lo que siente el personaje se desarrolla como una novela de aventuras, de pruebas que hay que superar, creando así una atmósfera agradable.

Paraíso de la obediencia es un libro de exploración, donde los más oscuros rincones del alma son descubiertos, para concluir que el placer es uno de los caminos que conducen al verdadero deseo del ser humano: ser amado.