No Me Gusta Leer

No Me Gusta Leer

Ni los niños ni los adultos nos sentimos todos atraídos por la lectura de forma espontánea. Es normal: cada uno tiene sus gustos. Sin embargo, para que leer se vuelva un placer, algunos tienen la necesidad de realizar un esfuerzo mayor y de recibir ayuda y buenos consejos. Desgraciadamente, los niños a los que no les gusta leer suelen tener la impresión de que son considerados unos tontos. Por supuesto, eso es falso. Pero privarse de los libros es una pena, pues la lectura permite soñar, aprender, reflexionar y comprender mejor el mundo.
Porque leer es verdaderamente agradable. Igual que los juegos y otras actividades, las historias permiten evadirse de lo cotidiano, cambiar de idea y ocuparse sin necesidad de otras personas. Cada uno es libre de escoger el género de lectura que más le guste. ¡Leer álbumes, historietas, biografías o revistas sigue siendo leer! El que un niño no devore novelas no significa que no lea. Una historia que incluye astutos consejos para vivir mejor con las preocupaciones de la vida cotidiana.