Los niños y las niñas

Los niños y las niñas

¿Cuál niño no ha pensado al menos una vez: “las niñas apestan”? En el caso de los humanos, la naturaleza decidió que hay hombres y mujeres. ¡Hubiésemos podido imaginar tres, cuatro, diez, mil sexos diferentes! O ninguno… Solo cuando hay diferencias es que suceden cosas. Sin diferencia de altura, sin diferencias entre lo alto y lo bajo, el agua no podría cambiar, ni impulsar las máquinas ni crear electricidad.