Los libros que devoraron a mi padre

Los libros que devoraron a mi padre

Elías, quien acaba de cumplir doce años, no conoció a su padre, pues este murió antes de que el niño naciera. El día de su cumpleaños, su abuela le entrega un significativo regalo: la llave del ático donde está la biblioteca con los libros que su padre leyó durante toda su vida.

Por medio de la lectura, Elías puede conocer a su papá y saber qué pensaba y qué sentía acerca de muchas cosas, en un diálogo íntimo y fantástico con los protagonistas de los libros preferidos de su padre, quienes ya se habían encontrado con aquel hombre aficionado a lectura, que los había visitado y conversado con ellos años atrás. Elías recorre los mismos ambientes e historias, y se enfrenta a los mismos dilemas e interrogantes que su padre.

El niño sigue las huellas de personajes como Raskólnikov y Mr. Hyde, descubriendo facetas del alma humana que le ayudan a entender muchas cosas y a mirar su vida y su comportamiento desde un punto de vista más crítico. Es un viaje por algunas de las principales obras de la literatura universal, en las que el niño se adentra para seguir las huellas de ese padre que hasta ahora está conociendo.