Globito Manual

Globito Manual

Esta obra es un pequeño homenaje a las manos, al trabajo y al papel que ellas han desempeñado desde tiempos inmemoriales. Son ellas las que construyen a Globito Manual, dándole movimiento y vida. Las manos entran al escenario en plan de juego y a su alrededor aparece un globo que empieza a divertirse con ellas; estas, al ver que no puede hablar, deciden fabricarle una boca; al ver que no puede oir, le hacen unas orejas; lo mismo sucede con los ojos. Una vez terminada la cara de Globito, este se encuentra con otros amigos: la Señora Tela, el Árbol del pelo, el Espejo, su imagen y la Señora naranja, que ayudan a completar esta pequeña obra con un arduo trabajo de las manos.