El viaje sin fin

El viaje sin fin

La historia es impactante y logra involucrar al lector con el maravilloso valor de los libros. Combina elementos de diferentes géneros de aventuras, fantásticos y de suspenso, logrando un relato ingenioso, lleno de giros dirigido a lectores jóvenes, para despertar el interés por la magia que solo habita en los libros. El héroe es un niño que ama los libros, que devora sus historias, que descubre que la biblioteca es un gran templo de aventuras y verdadero conocimiento. Nada de magos desgastados ni vampiros anacrónicos. Un niño real y estupendo que ha descubierto la llave de la imaginación y del misterio.

El estilo narrativo es muy entretenido; combina a la perfección la acción narrativa con un sentido poético del valor de los libros. El ritmo se mantiene desde el principio hasta el final; intriga, misterio, se combinan para atrapar al lector. La aventura propuesta al lector (resolver el misterio del mágico libro) posee un ritmo cambiante y propone giros dramáticos necesarios para mantener la atención. El personaje principal, Teo, logra sintetizar el imaginario de los niños interesados por viajar a través de su fantasía y de los libros, claro. Homenaje estupendo a la obra de Michael Ende.