El respeto y el desprecio

El respeto y el desprecio

Imaginamos que cuando nos obedecen estamos siendo respetados. Imaginamos que siendo temidos, somos respetados. Confundir el respeto con la amabilidad, la obediencia, el temor u otras cosas es desgastante: si no respetamos la palabra respeto, nunca lograremos saber qué significa realmente.