Carta Al Padre

Carta Al Padre

Quiere el autor poner en claro las razones del miedo que le inspira su padre, quien lo acusa de frialdad e ingratitud; según Kafka, la causa hay que buscarla en el influjo que sobre él ejerció la personalidad de su progenitor. Frente a Franz, “criatura débil, temerosa, dudosa, inquieta”, el padre se destaca como un ser robusto, sano, dotado de iniciativa y empuje; a su seguridad física hay que sumar lo certero de su juicio y su proceder tiránico. Este ejemplo, lejano de toda posibilidad de emulación, apabulla al escritor, quien lucha solo e inútilmente entre la sumisión y la rebelión; y ambas cosas le producen vergüenza, exasperación y sentido de culpa.