Azul

Azul es el libro inicial del modernismo, reacción contra el tosco realismo y el precedente romanticismo soñador; con su publicación en 1888, la renovación literaria modernista se extendería por América y, de manera simultánea, por España, donde Darío fue reconocido como un transformador de las artes poéticas gracias a una modificación del lenguaje lírico mediante la adopción de expresiones cultistas y de temas propios de las culturas americanas. De manera que en este texto se evidencia el exotismo como uno de los tópicos preferidos de Rubén Darío. Pero quizá la contribución más osada de este creador fue darle magnitud artística a un modo de expresión que hasta entonces no se había dado: la prosa poética. Con Azul, Rubén Darío inició una obra poética que se prolongó con Prosas profanas, Cantos de vida y esperanza, El canto errante, y otros.