Ahora volvemos, tenemos que ir un momentito a África

Ahora volvemos, tenemos que ir un momentito a África

Joscha y Marie, un par de hermanitos, se quedan solos una noche mientras sus padres van a una fiesta. Los sonidos del exterior y las sombras que proyectan las ramas de los árboles en la pared de su habitación en penumbra, hacen volar su imaginación. Marie se atemoriza, mientras su hermano mayor trata de calmarla. De repente, se escucha una voz a través de la ventana y un enorme ojo los mira desde afuera. ¿Quién podrá ser?, quizá un gigante. El extraño visitante los lleva a vivir una divertida y emotiva aventura. Es un libro con hermosas ilustraciones y una historia fresca que hará sonreír a los lectores. Un libro ideal para leer a los más pequeños, que los niños más grandes disfrutarán por igual.