Es hora de dormir, pero Óliver no encuentra a su osito Teo. ¿Cómo es posible que Óliver duerma sin él?En este divertido cuento los niños podrán mover a Óliver a lo largo del camino, mientras leen la historia.